Sesión del 13-10-2011 · Gregorio Rodríguez Boto | Webtv RANF

La infección es una de las principales complicaciones asociadas a la colocación de sistemas de derivación de líquido cefalorraquídeo (LCR) en la práctica neuroquirúrgica habitual. Se estima que, aproximadamente, la tasa de infección para estos disposit...

sesión, del, 13-10-2011, ·, gregorio, rodríguez, boto

  • Suscribir:

Sesión del 13-10-2011 · Gregorio Rodríguez Boto

Gusta: 0 (0%)
Publicado por: WebTV | Fecha: 10/13/2011 | Reprods.: 14
La infección es una de las principales complicaciones asociadas a la colocación de sistemas de derivación de líquido cefalorraquídeo (LCR) en la práctica neuroquirúrgica habitual. Se estima que, aproximadamente, la tasa de infección para estos dispositivos oscila entre el 3 y el 13%. Estas infecciones se producen generalmente durante los primeros 6 meses tras la intervención neuroquirúrgica como resultado de la colonización del catéter por la flora cutánea en el momento de la cirugía, por lo que los patógenos más frecuentes suelen ser Staphylococcus epidermidis (47-64%) y Staphylococcus aureus (12-29%). Las consecuencias de estas infecciones en términos de morbi-mortalidad y de costes sanitarios son muy importantes. La utilización de catéteres impregnados con antibióticos (rifampicina y clindamicina) que se emplean tanto en las derivaciones ventrículo-peritoneales de LCR como en los drenajes ventriculares externos, parece disminuir la tasa de infección postquirúrgica en el ámbito clínico. Estos catéteres impregnados con antibióticos se desarrollaron de forma experimental en los años 70 del milenio pasado, pero la experiencia clínica con los mismos es mucho más reciente, concentrándose solamente en la última década. Con el objetivo de determinar la eficacia real de estos catéteres frente a la infección en nuestro medio y concretamente, frente a la infección por Staphylococcus spp., hemos desarrollado diversos trabajos de índole clínico-asistencial en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Los resultados de estas investigaciones demuestran que estos catéteres impregnados con rifampicina y clindamicina son una herramienta útil y segura para reducir las infecciones relacionadas con los sistemas de derivación del LCR.

Canales: 2011 |

Tags: sesión | del | 13-10-2011 | · | gregorio | rodríguez | boto |